Ediciones Irreverentes .
Ediciones Irreverentes
Ediciones Irreverentes
El descenso de ventas de la librería de toda la vida
Autor: Miguel Angel de Rus

 
Ediciones Irreverentes

El descenso de ventas de la librería de toda la vidaLas librerías medianas y pequeñas están sufriendo la crisis desde hace más de dos años; es lo que se desprende del estudio presentado por la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL). El beneficio sobre ventas de las librerías varía entre el 3,13 por ciento de las muy grandes y las pérdidas del -1,82 por ciento de las pequeñas, datos que corresponder a 2006, los últimos disponibles. Lo que significa que en el mundo del libro se está produciendo la misma concentración económica que en otras áreas de la economía, lo que va en detrimento de la diversidad cultural y de la despersonalización de las empresas culturales, algo denunciado por editores de prestigio internacional como André Schiffrin (Pantheon Books, The New Press), Jason Epstein (cuarenta años director de Random House), Klaus Wagenbach (Verlag Klaus Wagenbach), o Liz Calder (Bloomsbury), la "descubridora" de Harry Potter.

Las librerías medianas y pequeñas están sufriendo la crisis desde hace más de dos añosEl estudio se ha hecho sobre una muestra de 622 librerías en toda España. El trabajo tiene tres misiones: conocer la situación de cada una de las librerías respecto de otras de características similares, hacer un seguimiento de la evolución de las principales magnitudes económicas de las librerías en España y proponer líneas de mejora de su gestión y de sus estrategias empresariales. Las librerías medianas-pequeñas son aquellas que facturan entre 150.000 y 300.000 euros, mientras que las muy grandes (habitualmente pertenecientes a grandes superficies comerciales) facturan por encima del millón y medio de euros anuales. En este estudio se ve que predominan las librerías generales de fondo, son un 38,6 por ciento del total, y las librerías especializadas, un 30,5 por ciento. Tan solo el 9,5% de los establecimientos encuestados son librerías generales de proximidad. Lamentablemente, lo que no recoge el estudio es qué se considera fondo; generalmente a las librerías que tienen los libros de las veintes grandes editoriales de los cuatro grandes grupos. En la mayoría de estas editoriales de fondo es difícil encontrar títulos, autores o editoriales que no sean best-sellers, y hay una razón para ello: entre 2002 y 2006 (y hasta hoy) hay una tendencia de decrecimiento del promedio de las ventas. En las librerías medianas pequeñas se pasa de 217.000 euros a 201.000 euros, y en las medianas-grandes el valor de las ventas en libros evoluciona de 395.000 euros a 418.000 euros. ¿Qué suponen estas cifras? La librería pequeña, la que podría especializarse y apostar por editoriales y autores "no best-sellers" no pueden hacerlo porque la bajada de sus ventas les obliga a recibir material de rápida circulación; libros que se venden en tres meses, lo que dura la repercusión de la campaña de promoción del libro, y de los que nadie se acuerda después. Dado que los libreros reciben libros en depósitos de las distribuidoras, si no los venden no hay problemas; "se cambian" por nuevos best-sellers. Por lo tanto, esta bajada en ventas que dura ya bastante, es un claro peligro para la pérdida de lo que se ha llamado diversidad cultural. Según el estudio de la CEGAL, los datos de rotación medias de las existencias son muy preocupantes, 5'8 rotaciones anuales de existencias, o lo que es lo mismo, devoluciones continuas porque no se vende lo recibido; libros que a los dos años serán saldados o acuchillados.

Los distribuidores de libros se quejan de las devoluciones, los editores de la escasa implantación de los libros, los autores de la bajada media de las ventas, pero la fragilidad de la "librería de toda la vida" le impide ser un agente cultural más y corre el peligro de acabar convirtiéndose (como a muchas le ha sucedido) en simple mecanismo de difusión de las grandes empresas. Pensará el lector ¿Y a mí que me importa? Pues sí le importa; es difícil encontrar en las librerías la mayor parte de las grandes obras de los grandes autores del s.XX porque las estanterías están llenas de libro con títulos como "Villa acojonante", de autor de tercera línea sacado de un programa de prime-time televisivo finalista de un premio literario más sucio que el sobaco de un mono. Es muy difícil encontrar libros de los nuevos autores que algún día serán clásicos (o no). Quizá eso no le importe, igual que no le importe que una compañía de refrescos norteamericanos se trague a las españolas o que el dinero de los bancos españoles esté metido en hipotecas basuras en EEUU, pero, como dijo Bretch, "Primero cogieron a los comunistas, y yo no dije nada porque yo no era un comunista. Luego se llevaron a los judíos, y no dije nada porque yo no era un judío. Luego vinieron por los obreros, y no dije nada porque no era ni obrero ni sindicalista. Y cuando finalmente vinieron por mí, no quedaba nadie". O lo que es lo mismo, que las grandes fortunas se están repartiendo el mundo con nuestra aquiescencia y la única manera de evitarlo es darse cuenta de ello. Antes de ser simples cajeros en sus grandes superficies.
 
Ediciones Irreverentes S.L. • c/ Martínez de la Riva, 137. 28018 Madrid (España) • Teléfono: +34 91 507 34 78
Correo electrónico: editor@edicionesirreverentes.com
Departamento comercial: vera@edicionesirreverentes.com